Mi nombre es Paula. Amo viajar, descubrir nuevas culturas, empaparme de la realidad de cada lugar nuevo que descubro. Decidí crear este Blog para compartir y contagiar mi pasión por viajar. Quizá vos también seas un apasionado por la aventura y aún no lo descubriste...

Truquitos para enfrentar el Jet Lag

Cuando viajamos a destinos con mucha diferencia horaria a nuestro lugar de residencia, nuestro cuerpo puede llegar a descompensarse por culpa del famoso y temido “JET LAG”. No hay nada peor que aterrizar, con toda la emoción del mundo, pensando en todo lo que vamos a hacer ese día ni bien dejemos las valijas en nuestra habitación y, al llegar a nuestro alojamiento, sentirnos tan mal que lo único que queramos sea meternos en la cama y dormir una semana entera. No te preocupes hay maneras de lograr llegar e inmediatamente salir a pasear… Pero empecemos por el principio…

¿Qué es el Jet Lag?jet lag

Este “pequeño” molesto que tiene el gran nombre científico de “disritmia circadiana”, es una descompensación horaria, un desfasaje en el reloj interno (ese que nos dice cuándo dormir y cuándo despertarnos) que sufre el cuerpo cuando recorremos largas distancias en tan poco tiempo que nuestro sistema no llega a asimilar el cambio horario. Síntomas posibles: Cansancio, dolor de cabeza, irritabilidad, fatiga, insomnio, desgano, apatía, ansiedad y hasta vómitos o diarrea.

¿Qué se puede hacer para evitar el Jet Lag?

Si bien no vamos a poder evitar sufrir algún síntoma, podemos ayudar a nuestro cuerpo a que estos sean más leves. ¿Te cuento un secreto? Si sos de esos que come a cualquier hora, que no sigue una rutina a la hora de almorzar o cenar, corres con ventaja ya que dicen que sos menos propenso a sufrir fuertes episodios de Jet Lag… Si no sos de esos, te paso un par de truquitos para mitigar los síntomas…

* Antes de viajar:

  • Prepará tu cuerpo para el nuevo horario. Unos días antes de volar modificá tus momentos de sueño. Dicen que si tu destino queda hacia el Este tenes que acostarte y levantarte una hora más temprano de lo habitual y si es hacia el Oeste una horita después.
  • Dormí y, sobre todo, descansá antes de volar. Yo sé que aveces la ansiedad nos gana y nos desvela, pero intentá relajarte y conciliar el sueño. Apela al té de tilo, contar ovejas, relajar el cuerpo o eso que te sirva para poder dormirte. Y ni se te ocurra eso de “esta noche no duermo así me desmayo todo el vuelo…”, eh!
  • ¡No comas en exceso! Seguí una dieta balanceada y toma mucha agua. Algunos médicos aseguran que una dieta rica en vitamina C te ayudará a descansar mejor y estar más activo en tus momentos de vigilia.
  • Sacá tus pasajes pensando que, al momento de aterrizar, sea de día en tu destino, de esta manera te será mas fácil acomodarte al nuevo horario. También te van a ayudar las escalas, estarás dándole tiempo a tu cuerpo para adaptarse más rápido ya que lo estas acercando de a poco a la nueva zona horaria.

*Durante el vuelo:

  • Llevá ropa cómoda. Estarás más cómodo lo que te ayudará a descansar y sentirte mejor durante el vuelo.
  • Tratá de dormir pensando en los nuevos horarios que va a manejar tu cuerpo. No te duermas todo el vuelo ya que vas a llegar a destino sin nada de sueño y después te va a costar dormirte por más que hayas llegado a la madrugada. Si no te podes dormir durante el vuelo ponete los antifaces y los auriculares, buscá en la “pantallita”, en tu celu o aparatejo electrónico que hayas llevado, música relax o sonido de lluvia (¡infalible!), prendé el aire acondicionado (está comprobado que es más fácil conciliar el sueño en temperaturas más bajas), acomodate, relajate y zzzzzz…  ejercicios avión
  • Hace los ejercicios ridículos que recomiendan en las pantallitas o cartillas de emergencia, ¡sirven! Ayudarás a tu cuerpo a que la sangre circule y a evitar la hinchazón, calambres y dolores en las articulaciones. También ayuda mucho salir a pasear por el avión o mantenerte parado por un rato.
  • Mantenete hidratado y evitá el café, el té y las bebidas energizantes ya que te quitarán el sueño y, para colmo te deshidratarás. Tomá mucha agua que, entre el aire acondicionado y lo seca que es la cabina, mal no te va a venir…
  • Cambiá la hora de tu reloj al horario en destino. Te ayudará a prepararte mentalmente a tu nueva zona horaria.
  • Evitá tomar alcohol. Yo sé que las bebidas gratis son tentadoras, pero pensá en tu cuerpo. El alcohol hace que nos deshidratemos y, sumado a la altura, puede provocar una sensación de cansancio extremo que no te servirá al momento de combatir el Jet Lag.
  • Preferentemente recomiendan ingerir alimentos frescos y saludables, pero yo se lo difícil que es eso en un avión. Lo que podes hacer es ver, dentro de las opciones que te ofrecen, cuál es la menos “bomba” y elegir esa. También podes comprar algún snack saludable en el Free Shop, como frutos secos, cereales, pochoclos…

*Una vez en destino:

  •  Si aterrizaste de día dejá tu equipaje en tu alojamiento, sin dejarte tentar por la cama, y salí a pasear. El estar expuesto al sol ayuda a tu cerebro a entender el nuevo horario. Trata de acumular el sueño para la noche, te puedo asegurar que dormirás como un bebé. Si llegas de noche a tu destino aprovechá para dormir, no hay apuro, mañana vas a poder recorrer, conocer todo lo que quieras y aprovechar mejor tu día ya que estarás descansado.
  • Comé liviano, pensá que tu cuerpo también se está acostumbrando al nuevo horario de comida. Las grandes comilonas solo harán que te sientas peor y más pesado. ¡Tranquilo! Ya vas a poder probar ese plato típico tan tentador mañana o pasado…
  • Permitite alguna siestita si el cuerpo te lo pide, no más de media horita (¡No puedo creer estar escribiendo esto, yo, la reina de las siestas largas. Pero te juro que funciona!). Te vas a sentir mucho mejor durante el día.
  • Continúa con tu rutina. Si estás acostumbrado a realizar ejercicio durante la mañana o la tarde salí, aunque sea a caminar, en ese horario. Vas a ver que llegas a la noche más cansado y lográs dormir mejor.
  • ¡Ni se te ocurra realizar esa actividad, que requiere de todas tus aptitudes físicas o mentales, durante el primer día! Es muy probable que estés leeeentoooo y pesado durante las primeras 24 hs. en destino.
  • Usá lentes de sol. Se que suena como algo obvio, pero el ahumado de los anteojos ayudará a tu cerebro en la transición noche-día/día-noche.
  • ¡Hidratate! Ayudará en casos extremos de nauseas, vómitos y colitis. No digo que los vayas a tener, pero puede llegar a pasar.
  • Antes de dormir pegate una ducha de agua tibia o date un baño de inmersión, no sabés lo relajante que puede llegar a ser y lo bien que vas a descansar por la noche.

El Jet Lag puede ser muy molesto cuando viajamos a lugares lejanos, pero con estos truquitos que te pasé lo podemos hacer más llevadero y, quizá ni siquiera nos demos cuenta del cambio horario.  ¿Y vos tenés Jet Lag? ¿Qué te ayuda a sobrellevarlo? ¿Tenés algún truco para compartir? Escribí un comentario, no te olvides que cualquier aporte que hagas será sumamente valorado…

Y así me despido, viajeros…

Feliz Viaje!

Pau

Similar posts

4 Comentarios

  1. Jimena's Gravatar Jimena
    julio 7, 2015    

    Hola Pau! La verdad por suerte hasta ahora no he sufrido grandes problemas con el jet lag… pero sin embargo dejo un tip que toca de oido este tema. Cuando tengan nauseas o diarrea, siempre es importantísimo hidratarse! Pero ojo! de a poco! El agua es la mejor opción y sino alguna bebida como gatorade pero rebajado 50 y 50 con agua, ya que la cantidad de sales que tiene son demasiadas. Es indispensable beber de a poco, de a sorbos o a cucharaditas para evitar que se genere la sensación nauseabunda otra vez.
    Bueno, espero que sirva el dato. Está genial el blog.
    Un besote desde Mendoza! =)

    • Paula Ibarguren's Gravatar Paula Ibarguren
      julio 9, 2015    

      Hola Jime! Gracias por el consejo! Es verdad que es importantísimo mantenerse hidratado cuando nos descomponemos, no sabía lo del Gatorade rebajado al 50 y 50.
      Me alegra mucho que te guste el blog!
      Cariños!
      Pau

  2. Angela's Gravatar Angela
    agosto 10, 2015    

    Afortunadamente nunca me sucedió, pero debo decir que desde siempre he tomado precauciones. Una semana antes de viajar evito hacer trabajar mi hígado en exceso, evito carnes, el huevo duro y en tortilla, las conservas de pescado en aceite, el zumo de naranja, en ayunas (es colagogo y puede provocar un vaciamiento brusco de la vesícula biliar) y leche y productos lácteos, Y mi pareja que antes lo sufría, desde que hace esta variación alimenticia por unos días nunca mas le sufrió.

    • Paula Ibarguren's Gravatar Paula Ibarguren
      agosto 10, 2015    

      Que buenos datos Angela! Para tenerlos en cuenta! Si nos cuidamos un poquito logramos evitar grandes molestias y disfrutar más. Gracias por compartir estos consejos! Cariños! Pau.

Deja un comentario