Mi nombre es Paula. Amo viajar, descubrir nuevas culturas, empaparme de la realidad de cada lugar nuevo que descubro. Decidí crear este Blog para compartir y contagiar mi pasión por viajar. Quizá vos también seas un apasionado por la aventura y aún no lo descubriste...

Camino del Inca – Inca Trail



¿Decidiste ir a Perú? ¿Vas a recorrer Machupicchu? ¡TENES que hacer el Camino del Inca! Y digo tenés con mayúscula porque es una de las mejores experiencias que tuve en mi vida, y no exagero. Un reto a uno mismo, una vivencia única donde en el momento que pensás “No puedo más!” sacás fuerzas de vaya a saber uno dónde y seguís. Y cuando finalmente llegas a la famosa Puerta del Sol la sensación es de triunfo, de realización y te maravillas ante un paisaje tan imponente… a no ser que te pase como a mí, que al llegar a la Puerta del Sol lo primero que vi fueron ¡nubes! :mad:

  • ¿De qué se trata el Camino del Inca?

M3367S-4507El Camino del Inca (Qhapaq Ñan) forma parte de la red de caminos más antigua de América y se compone por senderos que utilizaba el Inca para controlar su imperio. La más famosa es la ruta de comunicación de caminos que se utiliza hasta nuestros días para unir Cuzco con Machupicchu. Se trata de 43 kilómetros entre bosques, con escalones de piedra milenarios y vistas increíblemente bellas que harán que olvides del cansancio que te provoca el recorrido.

El recorrido es un Traking, con guía (¡obligatorio!), de acuerdo al recorrido que elijas realizar es el tiempo que vas a estar caminando, hay desde dos días hasta ocho días de duración, yo realice el de cuatro días y lo disfrute mucho.

Te hago una descripción rápida de qué se trata la aventura, de manera que sepas a lo que te vas a enfrentar, pero sin adelantarte mucho para que logres sorprenderte con tu propia experiencia -vamos a ver si lo logro…-:

Primer Día: Tempranito por la mañana te pasa a buscar el transporte por tu alojamiento y te lleva hasta Piscacucho, donde te encontrarás con el resto de tus compañeros de aventura, si no lo hiciste en la combi. Aquí se encuentra el primer control Camino Inca dia 1donde es obligatorio mostrar los documentos (pasaporte y tikets de ingreso).  Si pagaste la tarifa de estudiante deberás mostrar tu carnet de estudiante (ISIC Internacional), es muy importante tener el carnet y el pasaporte sino no podrás ingresar al Camino Inca. Una vez completa la parte burocrática… ¡a caminar se ha dicho! El camino es bastante tranquilo, bordeando el río Urubamba. A mitad del recorrido se realiza una parada para almorzar, aprovechá para descansar un ratito y conocer un poco más a tus compañeros y guía, pensá que van a estar conviviendo por cuatro días :smile: . Con la panza llena y el corazón contento se retoma la caminata hacia Llactapata, el primer sitio arqueológico donde el guía te hará un recorrido.  Luego se dirigirán al campamento en el poblado de Wayllabamba donde los porteadores ya van a tener todo listo para que puedas cenar y pasar la noche en una de las carpas y reponer fuerzas.

- Segundo Día: Bien tempranito y luego de un buen desayuno comienza el día más duro de todo el recorrido, preparate para ascender… y mucho! (mente positiva, paso tranquilo, mucha agua y ¡lo logras seguro!). El camino te llevará desde la aldea Inca de Wayllabamba Camino del inca 2hasta el paso de Warmihuañusca, el famoso “Paso de la mujer muerta”, a 4200 mts. ¡Disfrutá del paisaje!, además de ayudar a olvidarte del cansancio,  podrás observar diferentes micro-climas y hermosos paisajes.  No trates de seguir el paso de los “porteadores”, no se cómo hacen pero, los muy grosos, van casi corriendo, cargados hasta la manija, saludando cuando pasan por tu lado y tirando algún que otro chiste cuando te ven casi desfalleciendo, logrando descontracturar el recorrido y tu sufrimiento. El momento más feliz del día es llegar al punto más alto del recorrido, no solo por saber que lo peor ya pasó sino porque… ¡es momento de almorzar y descansar un rato! Luego de hacer la digestión a seguir caminando, esta vez en bajada, es un tramo muy cortito y llegarás al campamento. Tendrás toda la tarde para hacer lo que quieras y luego de la cena a dormir y recuperar energías, pensá que ¡faltan dos días más de aventura!

Tercer Día: Comienza el día más largo pero, te puedo asegurar, que es el más hermoso de todo el recorrido. Luego de un “desayuno power” arranca la caminata, a medida que vas descendiendo el paisaje va cambiando, nubes a tu alrededor, selva húmeda, árboles frondosos con raíces que Camino del inca 3sobresalen del suelo, puentes de madera,  flores súper coloridas y el canto de miles de pájaros o sonidos de animales te acompañarán durante todo el recorrido. En el camino, generalmente, se visitan cuatro ruinas, la primera es Sayacmarca que fue, en la época de los Incas, un puesto de control de los caminos que conducían a Machupicchu. Luego se continúa hasta Phuyupatamarca, en donde generalmente se almuerza y, mientras se hace la digestión, se podrá visitar las ruinas del mismo nombre. De allí el descenso es bastante empinado con altos escalones de piedra, este tramo resulta ser muy cansador (que se acumula al que ya traemos). Luego de bajar y bajar llegarás a las ruinas de Intipata, un imponente paisaje de terrazas y andenes construidos en medio de la ladera de una montaña cubierta de vegetación muy frondosa y de color verde brillante. El camino lleva finalmente al campamento de Wiñaywayna en donde, además de acampar, te podrás comprar una merecida cerveza fría (¡si es Cusqueña mejor!) para brindar por el logro y pegarte la ducha más deseada, placentera y esperada de tu vida . Una vez estén todos instalados, te recomiendo que le preguntes al guía si pueden visitar las ruinas de Wiñaywayna, son impresionantes. Por la noche es el gran evento, la última cena, un verdadero festín (o al menos así lo vas a ver) y el momento para despedirte y agradecerle a los cocineros y portadores.

Cuarto (y último) Día: El día comienza hiper-temprano… ¡hay que llegar a ver el amanecer en la Puerta del Sol! (Cosa que nosotros no logramos porque llovía, llovía y LLOVÍA! :shock: ) El camino es intenso, se suma la estreches del mismo, las ramas bajas y raíces por esquivar a la ansiedad por llegar y el cansancio extremo (…más la lluvia en nuestro caso! Maldita lluvia!) La vista desde Puerta del solla Puerta del Sol te deja sin aliento, hasta para nosotros fue maravillosa, que la vimos cubierta de nubes… (Si la ves o la viste en todo su esplendor contame que te pareció y compartime alguna foto, ¡por favor!, así se de qué se trata…) Luego de un pequeño descanso y muchas fotos, continua el descenso hasta Machupicchu. Y ahí tenés dos opciones: O tomás el tour y recorrés Machupicchu con tu guía, almorzás en Aguas Calientes y te tomás el tren a Cuzco o haces lo que hicimos nosotros (y que te recomiendo para disfrutar y tener el tiempo del mundo en Machupicchu) y reservas un hotel en Aguas Calientes donde pasar la noche para visitar las ruinas al día siguiente, fresquito como una lechuga, bañado y descansado. Si elegís esta segunda opción (vas a tener que pagar la entrada de ingreso a Machupicchu) comentalo con tu guía cuando te reúnas con él -o ella- el día anterior a comenzar el Camino del Inca, para que separe o te entregue los tikets de tren. ¡Después me lo agradeces! :wink:

No dejes de vivir la aventura. ¡El Camino del Inca lo vale! Vale el esfuerzo, vale el cansancio, vale el dinero, vale dormir en carpa (a pesar de la lluvia o el viento), vale el hecho de no bañarse y tener que higienizarse con toallitas húmedas… Lo vale porque es mágico, porque al llegar a Machupicchu te sentís orgulloso de vos mismo, es un logro personal y una experiencia que no vas a olvidar en tu vida.

Ahora contame, ¿Cuál fue tu experiencia? ¿Qué sentiste al llegar a Machupicchu?

Feliz Viaje, aventureros!

Cariños!
Pau


Similar posts

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario