Mi nombre es Paula. Amo viajar, descubrir nuevas culturas, empaparme de la realidad de cada lugar nuevo que descubro. Decidí crear este Blog para compartir y contagiar mi pasión por viajar. Quizá vos también seas un apasionado por la aventura y aún no lo descubriste...

Alojamientos Varios: All Inclusive

Hoy saco a relucir mi parte más “Diva” y te hablo de lo más top en lo que es hospedaje, el All Inclusive. Pero, ¿es tan exclusivo como se cree? ¿Tan caro y lujoso? ¿Realmente está TODO incluido?
Hoy te cuento de qué se trata este tipo de alojamiento, las ventajas y desventajas que le encuentro y cómo hacer para que no tenga un cartel de “INALCANZABLE” a tus ojos y, sobre todo, para tu bolsillo. Me levanté con ganas de desmitificar la idea que muchos tienen de lo que es un All Inclusive. Y ahí va…

Cuando lees un folleto o entras en la web de algún hotel o complejo con servicio “All inclusive” te promete todo y más: habitación lujosa con vista al mar, todas las comidas incluidas, la posibilidad de elegir en qué restaurante comer dentro la oferta que poseen, internet sin cargo adicional, bebidas gratis, entretenimiento, servicio de habitación y playa. Te prometen un servicio super completo, donde te prometen que no vas a necesitar salir de sus instalaciones en todas tus vacaciones.

¡Todo divino! ¡Mimos! ¡Lujo! Si, es verdad, todo eso es atractivo. Cualquiera quisiera eso en sus vacaciones. Bueno, cualquiera no, depende del tipo de vacaciones que tengas en mente. Yo no suelo elegir este tipo de viajes. Para que entiendas el motivo te cuento un poco qué me parece positivo de este tipo de alojamiento y qué encuentro de negativo.

Ventajas:

  • Si viajas con niños es súper práctico tener todos los servicios en un solo lugar. Y ni hablar de las actividades donde podemos dejar a los chicos pasándolo realmente bien y al cuidado de personal calificado. Vamos! Confesemos! ¿No es genial la idea de pasar una mañana de playa con tu pareja, sin tener que estar con cuatro ojos mirando que hacen los peques?
  • No tenes que buscar donde comer, solo tendrás que elegir una de las opciones de restaurante que tiene el complejo.
  • ¿Querés quedarte todo el día tirado en la playa y nada más? ¡Hacelo sin sentir culpa! ¡El All Inclusive es ideal para eso!
  • ¡Comé y bebé todo lo que quieras! Total ya lo pagaste . . .
  • Al haber pagado el viaje (la mayor parte de él) no tendrás que viajar con mucha plata encima.
  • Acceso directo a la playa, muchas veces, exclusiva del complejo. Hermosas habitaciones completamente equipadas. Piletas maravillosas con bellísima vista.

Desventajas:

  • Olvidate de conocer realmente el lugar al que viajas. No vas a querer salir del complejo, y si salís vas a hacer alguna excursión bastante alejada de lo que es la realidad de tu destino turístico. Sabé que en un All Inclusive todo es “artificial” y “feliz” para hacer sentir cómodo al turista.
  • La mayoría de estos complejos turísticos están alejados de lo que es el centro de la ciudad. Te va resultar difícil y aveces caro llegar hasta allí.
  • Gastos extra no pensados ni deseados. Algunos complejos no incluyen TODO, tené cuidado con esto, no sea cosa que, una vez en destino, te lleves sorpresas que hagan que tus gastos se disparen y sobrepasen tu presupuesto. Siempre lee bien qué está incluido y qué no antes de contratar el paquete. Y no te olvides de la LETRA CHICA.
  • ¡Ni pienses en ser espontaneo! Vas a tener que planificar todo con horas de anticipación porque, en estos complejos, todo debe ser reservado de antemano. ¿Te dieron unas ganas locas de hacer snorkelling? Ok. La próxima salida es dentro de dos horas. Y eso si estás con suerte… En muchos lugares tendrás que levantarte sabiendo que vas a querer hacer o comer durante todo el día ya que las reservas se hacen a primera hora.
  • ¿Tenés ganas de probar el plato típico de la zona? ¡Olvidate! A lo sumo vas a encontrar algo similar, adaptado al paladar del turista.
  • Puede pasar que la comida no sea gran cosa y sientas que pagaste mucho más de lo que vale.

Si las contras que te planteo no te molestan o te parecen menores y te encanta la idea de probar lo que es “la vida All Inclusive”, te tiro algunos tips para que no te salga terriblemente caro . . .

* Alojate durante la temporada baja. Siempre va a resultar más barato y vas a evitar la multitud de turistas.
* Compará precios. No te quedes con la primer oferta que viste. Buscá, investigá, consulta diversas opciones. Siempre hay un precio más bajo o un servicio mejor por la misma cantidad dinero.
* Mantenete atento a ofertas de último momento, sobre todo si las fechas de tu viaje son abiertas.
* Buscá paquetes de “Vuelo + All Inclusive” muchas veces la diferencia suele ser abismal.
* Como siempre te digo, reserva con tiempo. Salvo las ofertas de último momento, cuanto más cerca estés de la fecha, más caro te va a resultar todo.

Ahora te pregunto, ¿Preferís este tipo de viaje o uno donde estés más en contacto con la realidad del lugar?, ¿Tenes experiencias en All Inclusive? ¿Cómo fue?, ¿Tenes más consejos para compartir?.
Por mi parte, te digo hasta el próximo post y me quedo esperando tu opinión . . .

Feliz Viaje
Pau

Similar posts

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario